Archivo de la etiqueta: ser mujer en alemania

Una Approximación a la Mujer Alemana

Entre las mujeres españolas, la mujer alemana suscita mucha polémica. Antes de entrar dentro de la sociedad alemana, la mujer española ve a la mujer alemana quizás con admiración, debido a las bajas de maternidad interminables y las ayudas del estado, o quizás porque tienen una cancillera en la cabeza del estado alemán. Cuando una mujer española o para no generalizar, latinoamericana, francesa, inglesa, o de otro país dónde la mujer tiene poder visible dentro de la sociedad, entra en profundidad en Alemania, el choque sociocultural se hace evidente. Antes de continuar con mi approximación me gustaría mostraros cómo los periódicos de diferentes países tratan el tema de la mujer en el día en que se celebran los 100 años del “Día de la Mujer Trabajadora” en España, o simplemente el “Día de la Mujer” en el resto del mundo.

  • ES: ElPais.com, Hola.com, abc.es:

http://www.elpais.com/global/

http://www.hola.com/actualidad/2011030751460/dia/mujer/trabajadora/1/

http://www.abc.es/20110308/sociedad/abcp-brecha-salarial-dispara-cuando-20110308.html

  • EN: TheGuardian.co.uk, washingtonpost.com:

http://www.guardian.co.uk/world/series/top-100-women

http://www.washingtonpost.com/wp-dyn/content/article/2011/03/08/AR2011030800005.html

  • FR: lemonde.fr, libération.fr:

http://www.lemonde.fr/idees/article/2011/03/07/entreprise-administration-ou-sont-les-femmes_1489443_3232.html#ens_id=1488706

http://programmes-tv.blog.lemonde.fr/2011/03/07/france-2-ose-la-tele-realite/

http://www.liberation.fr/societe/01012324232-pourquoi-ne-pas-inciter-les-hommes-a-occuper-des-emplois-dits-feminins

  • DE: Die Zeit, Süddeutsche Zeitung, Taz:

http://www.zeit.de/sport/2011-03/fitschen-dfb-frauen-quote-frauentag

http://www.zeit.de/kultur/2011-03/internationaler-frauentag-100

http://www.sueddeutsche.de/digital/frauen-in-der-informatik-deutschland-ist-rueckstaendig-1.1069011

http://taz.de/1/leben/alltag/artikel/1/100-jahre-100-wuensche/

En cómo tratan el día de la mujer en los periódicos se ve claramente qué país está por la labor de la igualdad de derechos entre el sexo femenino y masculino en nuestra sociedad, y qué país no. También en qué punto están en la lucha neo-feminista.

Antes de la primera y de la segunda guerra mundial, la mujer alemana tenía el mismo perfil en la sociedad que la mujer española, francesa, inglesa, de ahí que hace cien años surgiera el movimiento feminista, la lucha de Clara Campoamor, de Simone de Beauvoir es seguido por Hillary Clinton, Christine Lagarde, por Carmen Alborch, por Soraya Sáenz de Santamaría, por Carme Chacón y por mi mísma desde mi humilde posición de mujer habitante en este mundo. Personalmente entiendo que los derechos de nosotras mismas, los tenemos que conseguir nosotras mismas y lo que nosotras consigamos es una puerta más abierta para las futuras generaciones tanto de hombres como de mujeres. Gracias al avanze en las nuevas tecnologías la mujer árabe se está haciendo notar y puede luchar más fácilmente contra las injusticias de su sociedad, haciendose escuchar y respectar. A todas las mujeres árabes anónimas les queda mucho camino por recorrer, pero lo importante es que luchan por sí mísmas, por su futuro y sabiendo lo que quieren.

Alemania fue dividida en dos partes después de la segunda guerra mundial, y cada parte fue gobernada por sistemas políticos completamente opuestos, el comunismo en la parte este, y el capitalismo en la parte oeste. Desde el punto de vista de la mujer, el sistema comunista la hacía trabajar, los niños iban a la guardería, y la mujer era considerada como una más, un agente productivo más, era una mujer productiva y trabajadora aunque fuera madre. Por el contrario en la parte capitalista se impuso el modelo que la mujer tenía antes de la primera guerra mundial, eso significa, mujer dedicada a la casa, al cuidado de los hijos y si trabajaba antes de casarse era en oficios llamados para la mujer. España tiene su historia, Francia tiene su historia, Reino Unido tiene su historia y en cada país se ha visto una evolución diferente de los derechos de la mujer, en nuestro país vinieron todos de golpe a la muerte de Franco, en Francia ya los empezaban a tener en los años sesenta cómo pasó en el Reino Unido, pero en Alemania, aunque protocolariamente, por ley no se pueda discrimizar por sexo, raza, religión y se “apoye” a la mujer con muchas palabras escondidas, lo cierto es que tal avanze es inexistente.

Me gustaría crear un poco de polémica (espero muchos comentarios), así que voy a escribir de una manera radical protocolariamente aceptable. El gobierno alemán penaliza a la mujer trabajadora alemana desde el punto de vista:

  • Bajas maternales de entre 1-3 años = Ruptura de la carrera profesional por cada nacimiento de un hijo. LEY: Tanto hombres como mujeres pueden coger las bajas maternales/paternales. No es legal que te despidan, pero pueden hacer mobbing o despedirte por otra razón. REALIDAD: Muchas mujeres no vuelven a sus puestos de trabajo después de la baja de maternidad. CIERTO: Hay asociaciones de mujeres que te ayudan a la reinserción al mundo laboral. REALIDAD: Los jefes no quieren a madres en los puestos de trabajo, porque una madre se tiene que dedicar a sus hijos.
  • No hay casi guarderías de 0-3 años, el sistema público de escolaridad empieza a los 6 años, antes se entiende que los niños tienen que ser educados por la madre. Y a partir de los 6 años hasta los 10, los niños tienen horarios de colegio que empiezan a las 8h hasta las 13h en el mejor de los casos, a veces salen a las 11h. REALIDAD: Qué pasa con los niños? Quién los cuida? Quién los educa? Pues, evidentemente la madre que está en casa y puede compaginar sus quehaceres con el cuidado de los niños.
  • Cuando una mujer se casa, y su sueldo es inferior al del marido se pueden cambiar el porcentaje de impuestos que se pagan al estado para que en el cómputo general, la familia pague menos impuestos y tenga más beneficios netos reales. Eso significa que según la diferencia entre los sueldos se puede llegar a pagar una mujer como máximo un 60% de impuestos y el marido un 20% (en el peor de los casos, porque también en el cálculo puede salir que la mujer pague un 50% y el hombre un 30%). REALIDAD: La psicología social canta por los cuatro costados, sueldo bajo que recibe la mujer, paga más impuestos, su sueldo y valor por su trabajo es tremendamente degradado y si encima tiene que pagar una guardería para sus hijos hasta los séis años, que por cada hijo vamos a poner una media de 500€ al mes, pues… las cuentas no salen.
  • El llamado LUJO por no hacer nada. Después de leer los primeros tres puntos, también se puede sacar en claro, la discriminación de la mujer por escalas sociales. Quién puede pagarse las guarderías, las extra canguros, los colegios privados con comedor al mediodía, quien la diferencia entre sueldos entre marido y mujer no está agudizada, etc. Hay diferentes puntos de vista de los derechos de la mujer en la sociedad, dependiendo del estatus social y de si se és madre o no. Aquí se ve cómo lo máximo, que la mujer esté en casa, el marido puede mantener una familia entera, la mujer no tiene necesidad de trabajar. Ni siquiera se computan como paro, porque es que no quieren trabajar.
  • A la mujer trabajadora y madre se la llama “Rave-Mutter”, que significa madre cuervo o a la mejor traducción mala madre. Porque no se está encargando de su objetivo como mujer que es cuidar de los niños y de la casa. Pero de esta expresión sale que por ejemplo, en el trabajo, una mujer embarazada es desplazada, porque parece ser que pierde la competencia, la sabiduría, olvida sus estudios. En algunos casos, la despiden después de la baja de maternidad, no les renuevan los contratos, les bajan el sueldo con la excusa de que no son flexibles… Y no sólo a las madres, sino también a las “potenciales madres” en edad de procrear.
  • Mujeres que pierden el poder de la palabra y de la acción debido a que no tienen poder adquisitivo independiente al del marido. Piden permiso para comprarse ropa, piden permiso para la toma de las decisiones de la casa, tienen que comprar en las tiendas de segunda mano la ropa para ellas y para los hijos, mientras el marido compra ropa en las tiendas normales. Por suerte o por desgracia aquí conozco a mucha gente, y he visto mujeres “encarceladas” a su marido, porqué sino, ellas no tienen nada, y he visto también matrimonios por contrato de “tener hijos y mantener a la mujer”. En este ambiente frío, los hijos son educados, modelo de madre sumisa y comprensiva y padre autoritario y distante.

Está claro que en todos los países cuecen habas y Alemania no es una excepción. El problema de este país, es que las mujeres no luchan por sus derechos, no quieren cambiar su estatus, ellas están convencidas de que este modelo de mujer en casa y cuidando hijos es el mejor para la sociedad y para ellas mismas. Un día en la consulta del médico, cayó en mis manos la revista Cosmopolitan, y leí un artículo en el que decía que hacer para convencer a mi jefe que aunque sea madre puedo hacer bien mi trabajo. Pensé, madremia! Cómo está el patio. El otro artículo hablaba de cómo seducir a tu compañero de trabajo para que te haga caso. En eso dije, o la revista está enferma, o a la mujer aquí le pasa algo y no sabe todavía qué exactamente.

No me estoy inventando nada, y creo que en España la situación de la mujer es bien diferente y sobretodo es diferente en nuestra cabeza, en nuestro modus vivendi aunque haya de todo en todas partes. Lo importante es que conociendo nuestras cartas, tomemos nuestra decisión a sabiendas de lo que hacemos, y nosotras mismas, desde nuestro corazón. Personalmente, yo tengo treinta años, quiero tener una muy buena carrera profesional y tener hijos, mi punto de vista es que un hijo es cosa de dos, la mujer pone el óvulo, el hombre el espermatozoide y si se quiere mantener dos carreras profesionales y criar una prole hay que hacer esfuerzos y sacrificios por ambos lados. Lo que no voy a aceptar por ejemplo es que mi suegra alemana de cincuenta años me diga que soy una “Ama de casa” “Frauhaus”, o que me diga que si trabajo es temporalmente, o que si cuando digo que mi sueño es tener una habitación para mi para pintar, mi cuñada alemana de veintidós años diga que tenga que forzar a mi pareja a hacer carrera para tener una gran casa. No, hay cosas que no voy a aceptar, por dignidad, y que las replicaré por dignidad del resto de mujeres qué quieren vivir su vida con exactamente las mismas oportunidades que cualquier otra persona en la sociedad en la que vivo. Qué por el hecho de ser del sexo femenino no somos inferiores, ni tenemos que ser mantenidas, ni tenemos que ser todas enfermeras (respetando la profesión), tenemos derecho a respirar y a elegir. Tenemos derecho a ser nosotras mísmas.

 

Anuncios